Vive simple, vive minimalista

4 sept. 2015

Simplificar mi vida y vivir de manera "slow" son algunos de los hábitos que estoy intentando aplicar en mi vida en el útlimo año. No os he hablado casi del tema, aunque si os he hablado del destrasteo que hice en primavera y compartí con vosotras el descubrimiento del blog 365 less things , que son un breve reflejo de mis intereses en los últimos tiempos. Estoy leyendo muchísimos blogs y libros sobre el tema y trabajando en mejorar algunos hábitos en mi vida. En estos meses de investigación y experimentación, he conseguido hacerme una idea bastante clara de lo que me atrae y lo que no de llevar una vida  minimalista.

 ¿QUÉ ES LO QUE ME ATRAE DE ESTE ESTILO DE VIDA? El minimalismo trata de tomar todo aquello que sencillamente no es íntegramente fundamental, importante y esencial y luego hacerlo esfumar para siempre. Aprendes que mantener en tu vida sólo lo fundamental es liberador y que lo demás simplemente debe desaparecer para hacer tu vida más fácil. El minimalismo da máxima importancia al orden y la limpieza.  El minimalismo te invita a poseer sólo aquello que te ayuda a desarrollar tus actividades, a divertirte y a vivir cómodamente sin caer en los excesos, y liberarte de todo lo no-esencial.  El minimalista decide vivir una vida en paz y armonía, prefiere la calma y la tranquilidad. El minimalista se enfoca en lo que realmente es importante para é/ella  y en dar más valor a las experiencias que a los bienes materiales.

¿QUÉ ES LO QUE NO ME GUSTA DE ESTE ESTILO DE VIDA?  Creo que es un estilo de vida gratificante siempre y cuando no se lleve a los extremos. Se sabe que los extremos nunca son buenos, y a mi me parecen posturas extremas los minimalistas obsesionados con la productividad, los que en busca de tanta calma llegan a vivir casi como ermitaños, los que no se compran nunca nada evitando el disfrute que podría experimentar gracias a ese objeto, aquellos que su objetivo es vivir con uno número determinado de cosas... No digo que todos estos objetivos estén mal, sino que particularmente no me atraen ni son lo que yo quiero para mí.

Y para llegar a saber con lo que uno comulga y con lo que no, es necesaria la experimentación.  Hacer cambios en tu estilo de vida es un proceso lento, y no todo lo que lees o crees que te interesa te da buen resultado al final. Lo importante es que cada uno encuentre sus herramientas para conseguir la vida que le haga más feliz. ¿Y a tí? ¿Qué estilos de vida te interesan más o son más afines con tu carácter? 

11 comentarios:

  1. Muy interesante!!me gusta esta opcion de vida!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! La verdad es que hay muchas cosas buenas que aprender del minimalismo!

      Eliminar
  2. Yo estoy también en un proceso de comprender y adoptar el minimalismo, y la verdad es que estoy sintiendo que mi vida cambia para mejor. Creo que la sensación se puede resumir en algo que tú has dicho: es liberador. Cuánto nos complicamos la vida a veces, si en realidad necesitamos poquísimo para vivir en paz, ¿verdad? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, creo que a veces exigimos o esperamos demasiado de la vida, cuando el camino más fácil para ser feliz es agradecer lo que tenemos y disfrutar de ello. Un besito

      Eliminar
  3. No sólo es interesante el post sino que comparto absolutamente la visión filosófica. De hecho, mi blog tiene un apartado de "vida frugal" y yo misma soy una minimalista nata. Nunca me propuse tener menos es que muy pocas veces me interesó tener más. Igualmente, como tú, creo que las posturas fundamentalistas son dañinas. Si te proponés vivir solo con determinado número de objetos o te encerrás aunque tu deseo natural sea salir ¿qué sentido tiene? Hay que abrazar la percepción de plenitud más allá de las cosas pero no evitarlas o rechazarlas cuando son necesarias, aportan valor y te ayudan a vivir mejor. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado muchísimo tu comentario y estoy totalmente de acuerdo. Siempre he sido minimalista por naturaleza sin saberlo, prefería disfrutar de la naturaleza y el relax, que pasar la mañana del sábado gastando dinero en ropa. Nunca había entendido la necesidad de tener más jerseys de los que necesitas, ni de pasarte la vida deseando algún objeto, y que cada vez que lo consigues ya estás deseando otro... Yo no era así pero por circunstancias de la vida me dejé llevar por esta tendencia y ahora intento corregir mi rumbo.
      Ahora mismo me paso a conocer tu blog, seguro que me encantará la sección de la que me hablas.
      Un beso

      Eliminar
  4. Creo que voy a leer más sobre el tema, posiblemente sea más feliz con menos, a veces los excesos me abruman, estoy pasando por un periodo de bajón y posiblemente esto me ayude a resetear y volver a ser feliz.
    Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo la sensación de la que me hablas, el sentirse abrumada y sobrepasada por el exceso es algo que a mi me estaba pasando. A veces un cambio es lo que nos hace falta. Espero que esta época de bajón dure poco. Un beso

      Eliminar
  5. Hola, yo también estoy empezando a simplificar y me encanta. He descubierto tu blog a través de Esther de viaje al minimalismo y me gusta mucho.... y bueno este post me ha encantado! !! Muy de acuerdo contigo! :D. Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo que hacer un destrasteo serio en mi casa (y sólo llevamos casados 11 meses) y en casa de mi madre. Pero serio de verdad!!
    He llegado a un punto en el que sé que necesito poquísimas cosas para ser feliz y que ya, en vez de guardar todos los "puchos" que encuentro, no siento la necesidad de hacerlo. Pero claro, he acumulado tanto a lo largo de mi vida que, o me pongo a tirar, o aunque ya no acumule más cosas, siempre estoy rodeada de trastos...
    A ver si esta semana empiezo con el primer cajón ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Creo que soy acumuladora nata, jaja. De momento estoy bien así, pero que me cueste tanto desprenderme de las cosas que no uso, me preocupa a la larga. Es buena filosofía, desde luego (sin extremismos, claro)
    Bsitoss

    ResponderEliminar

♥ Gracias por tu comentario ♥

Que participes en mi blog y te comuniques conmigo llena este espacio de vida