Mi nueva rutina de mañana

3 may. 2017

 

 
¡Buenos días! ¡Y nunca mejor dicho! Hace un par de semanas hice un par de cambios en mis mañanas, y me siento genial. Yo soy muy perezosa cuando suena el despertardor, aunque no creo que haya nadie a quien le entusiasme levantarse a las siete de la mañana. Yo suelo darle al botón de diez minutos más (por favoooorrr) varias veces antes de levantarme. Al final me levanto con el tiempo muy justo, me tengo que arreglar con prisas, me preparo el desayuno y salgo de casa. Por suerte, el trayecto a  mi trabajo es de cinco minutos andando y no suelo llegar tarde, pero al no tener tiempo de despejarme tranquilamente en casa ni de desayunar, suelo llegar a la oficina somnolienta, con sed, hambre y mucha pereza.

Hace un par de semanas decidí cambiar esto y con estos pequeños cambios que os voy a contar a continuación, mis mañanas han sufrido una trasformación más que significativa, a la que no me ha costado nada acostumbrarme. Son tantos los beneficios que he notado desde el primer día, que ya no me compensa estar media hora más en la cama porque los resultados de mi nueva rutina me hacen sentir mucho mejor. Estos cambios han sido: levantarme un poco antes para tener tiempo a despejarme, hacer estiramientos, hidratarme bien y desayunar antes de salir. A continuación os cuento un poco más:

LEVANTARME 20 MINUTOS ANTES. Es el tiempo que necesito para mi nueva rutina y seguir llegando a la misma hora que antes al trabajo. Como os decía, son tantos los beneficios que he ganado que ya no me compensa hacer la perezosa en la cama. 

HACER ESTIRAMIENTOS. He practicado deporte toda mi vida y conozco bien la importancia de hacer estiramientos: ayuda a mejorar la fuerza y flexibilidad de nuestros tendones, reduce el riesgo de sufrir contracturas y evita los  dolores posturales. Como muchas de vosotras, paso muchas horas sentada delante de un ordenador en mi trabajo, y mis lumbares se resienten a menudo. Realizar una tabla de estiramientos cada mañana me ha ayudado a sentirme muchísimo mejor, no me voy a casa con la espalda cargada y las horas que paso sentada son más llevaderas. Los beneficios no son sólo físicos, ya que mientras hago los estiramientos me concentro en las sensaciones de mi cuerpo y en la cuenta de los segundos que dura cada ejercicio, por lo que me sumo en una especie de meditación que me ayuda a despejarme de forma relajada. Ahora llego a la oficina con la mente  a punto para concentrarme en el trabajo desde el minuto uno.  Yo sigo esta tabla que encontré en internet, es muy completa y se hace en diez minutitos.

HIDRATARME. Se ha escrito mucho sobre lo importante que es beber agua en ayunas para eliminar toxinas. Durante un tiempo probé lo de beber agua con limón cada mañana al levantarme, pero en mi caso, me sentaba bastante mal y lo tuve que dejar. Ahora, antes de empezar con los estiramientos voy a la cocina y pongo el pan en la sandwichera (así es como hago mis tostadas), y me sirvo un vaso de agua. Voy bebiendo sorbitos mientras voy realizando todos los pasos de mi preparación antes de salir de casa, y me bebo unos dos vasos de agua antes de salir, además de la bebida para acompañar el desayuno, que suele ser un vaso de zumo o leche de avena con cereales bebibles.  

DESAYUNAR EN CASA. Es una costumbre que tenía muy interiorizada hace años, pero la cambié por unos minutos más en la cama, y ahora la he vuelto a recuperar. No sé si a vosotras os pasa, pero yo soy muy primitiva con mis necesidades básicas: si tengo hambre, sed o sueño me pongo de muy mal humor. Así que al llegar al trabajo, lo primero que hacía era prepararme un café y comer unas galletas para aguantar hasta la hora del desayuno fuerte. Por eso, ahora me parece un auténtico gustazo sentarme a la mesa tranquilamente a desayunar y llegar al trabajo con todas mis necesidades cubiertas y de buen humor. 
Estos días estoy tomando una tostada con aceite o mantequilla, y leche de avena con cereables bebibles o zumo. Cuando me levanto, pongo el pan en la sanwichera para que se vaya tostando el pan mientras hago los estiramientos. No tengo tostadora porque no me gusta tener dos electrodomésticos cuando con uno puedo hacer lo mismo, aunque tarde más. En realidad, el tiempo que tarda es perfecto porque es lo que necesito para realizar los estiramientos y no me tengo que preocupar de que el pan se queme o se quede frío.

Os animo a que probéis todas estas rutinas o la que os más os pueda compensar, porque os aseguro que para mí la diferencia es brutal y vale muchísimo la pena. Me encuentro física y mentalmente más preparada para encarar el día, me siento con energía y buen ánimo, no tengo molestias de espalda y no picoteo tanto durante la mañana porque tomo dos desayunos completos. Y lo más importante, me siento bien conmigo misma porque estoy haciéndome responsable de mi bienestar y calidad de vida.

¿Vosotras tenéis una rutina de mañana? ¿Me podéis dar algún consejo para mejorar la mía?

14 comentarios:

  1. yo tengo que probarlo porque las mañanas son el peor momento del día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A mi me cuestan mucho! A ver si te funciona tan bien como a mi. Un besote

      Eliminar
  2. Yo me levanto con mucho tiempo, porque para mí es fundamental empezar el día con un buen desayuno y en calma, me falta la rutina de estiramientos y la meditación que también me vendría muy bien. Es importante la forma en la que empezamos el día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tomarse las cosas con tiempo y calma sienta mucho mejor!!!Gracias por tu comentario. Un besote

      Eliminar
  3. Pues me las apunto, sobre todo la de los estiramientos, que de verdad que no me muevo nada en todo el dia y cualquier día mi cuerpo se va a cansar de mi! Los otros pasos ya los cumplo todos asi que sin problemas :D
    Muchas gracias por la rutina, me viene genial! Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Envidio a la genta que por naturaleza se levanta sin problemas, jajaja, a mi me cuesta tanto... Los estiramientos a mi me sientan genial!! Si te animas a probarlo, cuéntame que tal te va!! El movimiento es necesario para un cuerpo sano! Un besito preciosa

      Eliminar
  4. Que maravilla yo soy muy nocturna y además me levanto con poco tiempo y salgo corriendo, la verdad que he intentado cambiar ese aspecto pero cuesta mucho a ver si me lo propongo de nuevo me gusta tu filosofía. Por cierto guapa acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí como seguidora lo he intentado también en twitter e Instagram pero me dan error las páginas al pinchar los iconos, ya me dices guapa. Te espero por mi espacio. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Bienvenida a mi blog! Yo he intentado varias veces cambiar eso de hacer la perezosa en la cama y luego salir corriendo, y lo he mantenido durante algún tiempo, pero nunca me había sentido tan bien como ahora con estos cambios y creo que el secreto son los estiramientos. Si te animas a ponerlo en práctica, ya me contarás si te funciona!

      Gracias por avisar con el tema de los links! Esta tarde lo miro en casa! un besote

      Eliminar
  5. Hola BONITA
    Creo que me voy a apuntar lo de los estiramientos, tengo la espalda fatal desde hace unos meses y quiero probar porque ya estoy viendo por muchos sitios que estirarse es bueno.
    Gracias por este post, espero más de este tipo.
    Besos.😙😙

    ResponderEliminar
  6. Hola.

    Estiramientos, va a ser mi objetivo, porque aunque hago natación un par de días por semana, estoy quedándome un poco oxidada.

    Gracias por compartir tu rutina.

    Besos. :D

    ResponderEliminar
  7. ¡Suena muy bien! Y me gusta eso que dices de que te hace sentir que estás tomando el control sobre tu propio bienestar. Eso es muuuuy importante.

    La verdad es que yo soy un desastre en esto de las mañanas. Tengo que salir de casa a las 7:30 y, como me niego a poner el despertador para antes de las 7:00, la realidad es que voy muy justita de tiempo. El resultado es que no tengo tiempo para desayunar, y eso el cuerpo lo nota: empiezo el día con menos energías de las que debería, y a media mañana me encuentro hambrienta y cansada. Quizás pruebe a dejar el desayuno medio preparado de la noche anterior (café, por ejemplo, aunque lo tenga que tomar recalentado).

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  8. Buena rutina!!me gusta como lo explicas!!besos

    ResponderEliminar
  9. El cambio al horario de verano a mí me ayuda mucho con la rutina de las mañanas, y tu rutina me parece ideal. Yo también soy de las de estiramiento mañanero y beber en ayunas..aunque a veces me duermo tanto que voy directa al café ajajaj. Lo de desayunar es "sagrado" para mi, si no, no aguanto la jornada y a media mañana me comería un elefante.

    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Yo soy de las que se levanta nada más sonar el despertador, cuando estoy de mañana me levanto a las 5:40h
    inhumano, pero una se acostumbra. Me encanta desayunar en casa, ahora con la dieta me pego unos grandes desayunos con café,fruta,tostada y pavo. Luego al coche, media hora de mi musica favorita y cantar a todo volumen me ponen a tope para empezar la jornada.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar

♥ Gracias por tu comentario ♥

Que participes en mi blog y te comuniques conmigo llena este espacio de vida